Slider
¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Escríbenos sin compromiso



Acepto las condiciones y politicas de privacidad
Pirineo aragonés
San Juan de la Peña y Monte Oroel

San Juan de la Peña

El monasterio de San Juan de la Peña (en aragonés Sant Chuan d’a Penya), situado en Santa Cruz de la Serós, al suroeste de Jaca, Huesca, Aragón (España), fue el monasterio más importante de Aragón en la alta Edad Media. En su Panteón Real fueron enterrados un buen número de reyes de Aragón. Forma parte del camino aragonés del Camino de Santiago. Su enclave es extremadamente singular.

 

Santa Cruz de la Seros

El término municipal de Santa Cruz de la Serós se encuentra en el valle del río Aragón, extendiéndose al sur de dicho río, frente a los Pirineos, al pie de la sierra de San Juan de la Peña. Linda por el norte con Santa Cilia de Jaca y con Jaca, por el este con Jaca, por el sur con Jaca, Peñas de Riglos y Bailo; y por el oeste con Bailo y Santa Cilia de Jaca.

Monte Oroel

La Peña Oroel es un monte de 1.769 m de altura situado en Huesca (España), junto a la ciudad de Jaca. No es muy elevada, pero tiene mucha personalidad y resulta muy familiar en Jaca por ser muy visible desde cualquier punto de la ciudad. Su cumbre dista, a vuelo de pájaro, sólo 5.5 km del centro de Jaca.
Es montaña de leyendas y se dice que la Reconquista en Aragón se inició cuando unas hogueras en su cumbre indicaban que había de empezar la lucha. También se considera montaña mágica por estar en el vértice oriental de un triángulo cuyos otros dos vértices se sitúan en San Adrián de Sasabe y San Juan de la Peña. Otra leyenda explica que en sus entrañas hubo una mina o un tesoro, el cual, que se sepa, no ha sido hallado.

 

Es además una excursión imprescindible del Pirineo Aragonés, apta para ir con niños o con excursionistas poco experimentados y muy apreciada por montañeros expertos, que repiten y repiten la subida hasta su famosa cruz.
El acceso desde Jaca, a tan sólo 9 kilómetros, se hace a través de la carretera A-1205. Antes de llegar a Bernués verás el desvío a la izquierda hacia el Parador de Oroel. Una estrecha y preciosa carretera a través de un frondoso bosque nos lleva hasta el Parador, donde dejaremos el coche. Verás una pradera con un bonito edificio de piedra, el bar-restaurante con un gran mirador hacia Jaca y buena parte del Pirineo aragonés. Desde allí comenzamos la subida a la Cruz de Oroel.
La ruta no tiene pérdida: desde el mismo aparcamiento, frente a la fuente de piedra, verás una senda y un cartel con la ruta que vamos a seguir, con la indicación S-7 hacia la cruz de Oroel y la ermita de la Virgen de la Cueva.
Se trata de una ruta fácil, aunque con algunos tramos de fuerte pendiente. El sendero está perfectamente señalizado. Vamos avanzando entre pinos y abetos sin dejar de ascender en ningún momento, a través de pronunciados zig-zags hasta que llegamos a lo alto del bosque.