Arrow
Arrow
Slider
¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Escríbenos sin compromiso



Acepto las condiciones y politicas de privacidad
Pirineo aragonés
Valle de Aspe

El Valle de Aspe es un valle de los Pirineos franceses situado en el departamento de los Pirineos Atlánticos en la región de Aquitania, fronterizo con el Valle del Aragón (Huesca).
Su parte más alta, el Puerto de Somport, marca la frontera con España y por su enorme valor ecológico y casi salvaje (alberga los últimos ejemplares de oso pardo pirenaico), pertenece al Parque Nacional francés de los Pirineos.
El Valle, que tiene cerca de 40km de longitud, está compuesto por trece localidades que son de sur a norte: Lourdios-Ichère, Urdos, Borce, Etsaut, Cette-Eygun, Lescun, Lées-Athas, Accous, Aydius, Osse-en-Aspe, Bedous, Sarrance y Escot.

 

Borce

Osos, marmotas, cabras, sarrios, patos, ocas, cerdos, conejos es lo que nos espera en el PARC’OURS…
Situado en el corazón del Valle del Aspe, en el pueblecito medieval de Borce, rodeado de altas montañas y amplias praderas naturales nos encontramos con este Parque Faunístico realmente escepcional se podría decir que casi familiar.
El parque esta compuesto por siete hectareas donde la naturaleza y la fauna conviven en estado puro. Es una maravilla pasear por sus caminos, en especial con niños, donde podrán disfrutar de este entorno privilegiado a la vez que aprenden a respetar y amar a la naturaleza y los animales.

Lescun

El circo de Lescun es el ojito derecho de los fotógrafos. Este circo natural esculpido por los glaciares está rodeado de cimas calcáreas que llevan nombres legendarios como la Mesa de los Tres Reyes (la Table des Trois Rois) o las Agujas de Ansabère (les Aiguilles d’Ansabère), los órganos de Camplong (les orgues de Camplong). El primer plano fue esculpido por la agricultura de montaña, el cuidado reiterado de las praderas de altitud, de los muros bajos y de las bordes (granjas).
Este paisaje atrae tanto más al visitante cuanto que es accesible para todos desde el pueblo de Lescun. Los aficionados al patrimonio y a la arquitectura de montaña disfrutarán mucho paseándose por este pueblo donde hoy viven unas cien almas (más de 1.000 habitantes en el siglo pasado). En los cafés del pueblo, los habitantes sabrán contarle la historia de la batalla de Lescun, durante la cual se destacó la astucia de los lugareños frente al ejército español. Puede que se le cuente también la época del contrabando transfronterizo o de los pasadores de los caminos de la libertad por el puerto de Pau.