¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Escríbenos sin compromiso



Canfranc

Canfranc

La Estación Internacional de Canfranc es una estación de ferrocarril situada en el municipio español de Canfranc (Huesca), muy cerca de la frontera con Francia. Se inauguró el 18 de julio de 1928. Declarada Bien de Interés Cultural, está catalogada como monumento desde el 6 de marzo de 2002.
Dispone únicamente de servicios de Media Distancia, operados por Renfe, que la unen con Zaragoza. También ofrecía conexiones internacionales con Francia, pero éstas quedaron suspendidas el 27 de marzo de 1970 cuando un tren de mercancías descarriló del lado francés provocando el derrumbe del puente de L’Estanguet, con la consiguiente interrupción del servicio entre ambos países. Desde esa fecha, el transporte de viajeros se hace por carretera con un autobús que pone la S.N.C.F.
La estación internacional de Canfranc encuentra su origen en la voluntad de unir Francia y España atravesando los Pirineos por Somport. Para ello ambos países firmaron diversos convenios, el primero en 1904, y protocolos posteriores que marcaron las líneas de actuación.

El 27 de marzo de 1970 se cerró el tráfico internacional tras el derrumbe del puente de L’Estanguet fruto del descarrilamiento de un tren de mercancías francés. Esto generó una drástica reducción del tráfico ferroviario y marcó el inicio de su decadencia.
En el año 2005 la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural aprobó un proyecto de rehabilitación de la estación de Canfranc que en 2007 derivó en un convenio entre el Ministerio de Fomento y la Diputación General de Aragón fruto del cual se destinaron cerca de 2 millones de euros a la rehabilitación del recinto.
Este proyecto se enmarcaba dentro de uno de mayor amplitud que no sólo buscaba restaurar la estación para convertirla en hotel de lujo sino también la construcción de una nueva estación, la urbanización del terreno de uso ferroviario liberado y la edificación de un museo ferroviario.
Durante las fases I y II entre 2006 y 2009 se realizaron inicialmente labores de limpieza, saneamiento y desescombro para luego trabajar sobre la propia estructura del edificio restaurando la cubierta, la fachada, las molduras decorativas y el vestíbulo.3 Se procedió también a reforzar la estructura de hormigón.
Planificada también para 2009 la fase III sin embargo no se llevó a cabo debido a problemas de financiación. Estos mismos problemas llevaron a abandonar el proyecto de convertir la estación en un hotel de lujo.

En las últimas décadas ha habido deseos de reapertura de la línea internacional y del túnel ferroviario del Somport para conectar ambos lados de los Pirineos.

El Ayuntamiento de Canfranc organiza cada 18 de julio una recreación-conmemoración de época de la inauguración de la Estación Internacional de Canfranc de forma lúdica y reivindicativa.

En la actualidad nos encontramos con un edificio cercado, el acceso es limitado y por visitas guiadas. Sin embargo, podemos pasear por los muelles, contemplar el depósito de máquinas, con su estructura metálica, y las diversas grúas que todavía permanecen a los lados de las vías. Se están llevando a cabo diferentes propuestas de rehabilitación de este conjunto histórico.

Tanto en primavera como en otoño, una visita al monte de Canfranc proporcionará a los más atentos un espectáculo de colores y formas escondidas en el bosque a la espera de ser descubiertas. La existencia de hábitats muy diversos, la introducción de especies exóticas y su convivencia con especies de naturaleza espontánea, o la abundancia de hojarasca y musgo que aprovecha al máximo el agua de escorrentía generando un ambiente extremadamente húmedo, son algunos de los factores que favorecen el desarrollo de una gran variedad de especies micológicas, que convierten el bosque de Canfranc en un lugar particularmente interesante para la observación y la recogida de las setas. Se pueden encontrar Rutas de senderismo para todos los gustos y niveles.

Así como disfrutar de actividades de escalada y montaine bike y un sinfín de actividades de aventura para el disfrute de mayores y pequeños. Espacio fronterizo, encrucijada de caminos, soberbio territorio rodeado de colosales picos, angostos barrancos y caudalosos torrentes. Cerrado al norte por el mítico Aspe, al sur por la Peña Collarada y cercado por los espectaculares farallones calizos de Peña Blanca, Cambó y Porrató, Canfranc es un espectacular valle pirenaico labrado por las aguas del río Aragón, que dio nombre al primitivo Reino que acabaría extendiéndose por el Mediterráneo.