Arrow
Arrow
Slider
¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Escríbenos sin compromiso



Acepto las condiciones y politicas de privacidad
Pirineo aragonés
Valles occidentales del Pirineo Aragonés

valles occidentales del pirineo aragonés

El Parque natural de los Valles Occidentales es un parque natural español situado en el extremo más occidental del Pirineo aragonés, en la comarca de la Jacetania. Abarca los municipios de Ansó, Valle de Hecho y Canal de Berdún.
Su situación condiciona de manera determinante su clima, de clara influencia atlántica. Por eso la vegetación es húmeda y fresca, con la proliferación de grandes extensiones de hayedos, abetales, bosques de pino negro y tejos.
La población animal es de una riqueza extraordinaria. Todavía resisten algunos ejemplares de oso y es territorio del quebrantahuesos, la nutria, el milano real o el aguilucho pálido

Anso

Se sitúa en el curso medio del valle del río Veral, en el Pirineo occidental aragonés, conformado por el río Veral.
Históricamente está mancomunado con la localidad de Fago que posee, a su vez, Ayuntamiento propio, aunque sin delimitación de territorio, caso poco repetido en el resto de España. Está suscrito al partido judicialde Jaca.
Ansó ocupa el extremo noroccidental de Aragón, limita al norte con Francia, al este con el Valle de Hecho, al sur con la Canal de Berdún, y al oeste con la Canal de Berdún y Navarra. Hay que destacar que su término se extiende por una larga franja de terreno fronteriza con Francia, en el valle del barranco de Acherito y el nacimiento del río Aragón Subordán, y dicha franja linda hacia el sur también con Aragüés del Puerto y Aísa.
En su término municipal, aguas arriba del Veral, se encuentra el enclave de Zuriza, donde encontramos un camping que ocupa el imponente edificio levantado en el siglo XIX, albergue del contingente de Carabineros, cuerpo fiscal militarizado, hasta que fuera disuelto en los años 1940.

anso pirineo aragonés

Hecho

Valle de Hecho (Val d’Echo, o Bal d’Echo, en aragonés) es un municipio español de la provincia de Huesca perteneciente a la comarca de la Jacetania.
La capital del municipio se encuentra en la población de Hecho, que acogía a comienzos de 2010 a 642 habitantes. Otras localidades pertenecientes al término municipal de Valle de Hecho son: Siresa, Embún,Urdués y Santa Lucía. Con el nombre de Hecho hay confusión es su escritura. El origen de la palabra no tiene H, por lo que debería escribirse “Echo” en castellano y aragonés.
Es uno de los lugares en los que sigue en uso la lengua aragonesa, en la variante conocida como cheso, nombre tomado del gentilicio que se aplica a los habitantes del valle.
La música y los bailes tradicionales, junto con la rica indumentaria antigua, se exhiben gracias al Grupo Folclórico de la Val d’Echo, al palotiaú d’Embún y al grupo A Ronda d’Os Chotos d’Embún. Sus músicas traspasan las fronteras de Aragón pregonando costumbres y tradiciones ancestrales y el sentir de las gentes de hoy.
Las tradiciones y los antiguos modos de vida se reflejan en la ruta etnológica a través de los museos situados a lo largo de todo el valle.

Siresa

El monasterio de San Pedro de Siresa es un monasterio románico que se encuentra emplazado en el valle pirenaico de Hecho, en la población de Siresa.
Se trata de una construcción de grandes dimensiones, de planta cruciforme (en cruz latina) y con un único ábside semicircular (por su interior, aunque en el exterior es poligonal) bajo el que se encuentra la cripta. Esta iglesia conserva restos de construcciones prerrománicas, a los pies de la nave. En este sentido hay que destacar la maciza construcción que da forma en la puerta principal, exteriormente destaca un cuerpo que se avanza del nivel de la fachada, rematado con un par de arcos de medio punto, y un pequeño campanario dotado desde 1920 con un reloj mecánico, de la empresa Coll de las Cellas, aún en funcionamiento. En el tímpano de esta puerta figura un crismón. Interiormente esta estructura soporta una tribuna elevada.
Interior de la iglesia de san Pedro de Siresa.
En el crucero hubo un cimborrio provisto con cúpula semiesférica que, tras derrumbarse por un incendio, fue sustituido en el tramo central del crucero por una bóveda de arista, y los tramos laterales por bóveda de cañón.El ábside tiene tres aberturas, que se combinan con arcos ciegos, interior y exteriormente, decorados tan sólo por cordones.
En el siglo XIII se llevó a cabo una restauración del edificio, de menor calidad arquitectónica, apreciable a simple vista.Conserva aún una parte de su mobiliario del que hay que destacar un Cristo de un descendimiento, posiblemente del siglo XII, una Virgen del siglo XIII y unos retablos góticos dedicados a San Juan Evangelista, la Trinidad, San Esteban y Santiago.
Es de destacar que, contrariamente a los usos de la zona y período, no existe ninguna escultura en la edificación, que presenta de este modo un aspecto de total sobriedad. De este modo, casi el único elemento decorativo presente en su fachada es el crismón.
Declarado Monumento Nacional en 1931, desde entonces se han llevado a cabo diversas campañas de restauración. Actualmente es la iglesia parroquial del núcleo de Siresa.
Se dice que en un hueco abierto en el ábside se encontró el Santo Grial,al que se relaciona también con algunas otras edificaciones religiosas de las cercanías, como el monasterio de San Juan de la Peña, la cueva de Yebra de Basa, la iglesia de San Adrián de Sásabe, San Pedro de la Sede Real de Bailo, o la Catedral de Jaca, hasta su posterior traslado a Valencia, concretamente a su catedral.

Foz de Biniés

La Foz de Biniés es un espectacular cañón situado entre Bedún yAnsó que está declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Se trata de una superficie protegía de 166 hectáreas en la que están integrados los municipios de Ansó, Canal de Berdún y Valle de Hecho. En esta gran garganta fluvial que atraviesa el río Veral se puede encontrar un interesante ecosistema, al margen de disfrutar de un paisaje sobrecogedor con unas paredes rocosas que imponen y causan admiración.

Especies animales como la nutria o la madrilla habitan en este espacio. En el aire el viajero podrá avistar algunos ejemplares de quebrantahuesos o alimoche. Están en un lugar ideal. Bosques mixtos y caducifolios visten las montañas, junto con imponentes robledales y encinares. Lo más llamativo del ecosistema de la Foz es que se puede encontrar vegetación mediterránea en un clima de características eurosiberiana.

El cañón que ha abierto el río Veral durante siglos a base de erosionar las piedras calizas que formaban su cauce. El resultado es una de las foces más bellas de todo el Pirineo. Se pueden contemplar paredes verticales de más de 200 metros de altura. El contraste lo aportan los tramos más estrechos de la Foz, realmente impresionantes. Como consecuencia de esta diversidad se podrá apreciar una variedad de paisajes y climas, en función de la irradiación solar, cambiante a cada paso.